Formacion OnlineLimpieza de nuestro caballo.

mayo 10, 2021by Galopes0

 

Limpieza de nuestro caballo antes y después del trabajo.

 

Antes de comenzar a trabajar con nuestro caballo…

Debemos hacer una limpieza y revisión de su estado. En esta limpieza aplicaremos:

  1. La rasquetapara eliminar las manchas provocadas al tumbarse por la noche en micciones o estiércol.
  2. Tras terminar con la rasqueta, usaremos el cepillo de raícespara quitar todo el resto de polvo, paja o viruta.
  3. Seguidamente, peinaremossu crin, tupé y cola, siempre intentando arrancar el menor pelo posible, en especial de la cola.
  4. Pasaremos a utilizar la bruzaacompañada de la rasqueta para eliminar la suciedad de la bruza. En la utilización de la bruza, seguiremos la siguiente mecánica:
  • pasar la bruza por el pelo del caballo
  • limpiarla en la rasqueta.
  • para limpiar la rasqueta, golpearla contra el tacón de vuestra bota.
  1. Pasar un paño limpio y húmedosobre sus ojos y ollares para quitar legañas y polvo con sedimentos.
  2. Antes de salir del box se recomienda limpiar los cascospara evitar manchar el pasillo o el patio de cuadras.

Una vez hecho todo esto ya estaremos listos para una sesión de entrenamiento con nuestro caballo transmitiendo una buena imagen.

A la vuelta del entrenamiento…

A partir de su estado y climatología optaremos por una ducha, refrescar las cañas o simple limpieza sin agua.

Si el tiempo lo permite y ha sudado mucho lo mejor es una buena ducha que limpie y refresque nuestro caballo. En este caso pasaremos el secador por la zona lisa, primero para escurrir y después con el otro filo para peinar.

Si por la climatología no es conveniente sólo refrescaremos sus extremidades, en especial sus rodillas, corvejones, cañas y cascos.

 

Ya en el box… 

Tras una segunda limpieza, revisaremos a nuestro caballo para comprobar que todo está bien y actuar si tiene alguna anomalía. Para ello seguiremos el siguiente orden:

  1. Empezaremos por su cabeza, rozaduras provocadaspor la cabezada o pellizcos en la boca provocados por el hierro.
  2. Revisaremos la cruz y el paso de cinchapor si tuviera alguna rozadura.
  3. Extremidades, ver posibles golpes, alteraciones en tendones, posibles alcances, cambios de temperatura, etc.
  4. Limpiar los cascospor si se ha introducido algún elemento extraño, como piedras, etc.
  5. Una vez comprobado que no hay nada aplicaremos grasas o aceites en los cascos para hidratar, nutrir y mantenerlos sanos.

 

Importante

Debemos entender y comprender que limpiar nuestro caballo antes y después es muy importante, ya no por cuidar nuestra imagen, sino también para que su descanso sea eficaz.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Contacto:
Paseo de la Constitución, 45. Ejea de los Caballeros (50600)
976 662 817
Lunes a viernes (09.00 - 14.00) y (16:00 - 19:00)